Tabla de estado de ánimo

Es bien sabido entre los profesionales, que poder contar con herramientas que grafiquen con precisión las fluctuaciones del estado anímico, ayuda a objetivar y optimizar los tratamientos.

Las tablas de estado anímico, representan para el psiquiatra lo que el electrocardiograma para el cardiólogo. Este puede auscultar, prestar atención a una serie de signos y síntomas que presenta el paciente, pero el ECG termina siendo el estudio complementario que objetiviza y permite muchas veces tomar la decisión correcta.

Con las Tablas de Animo sucede algo similar. Paciente y psiquiatra pueden hacer un minucioso “racconto” de lo que ha sucedido los últimos tiempos y con esa información tomar decisiones.

El gran beneficio de las Tablas de Estado de Animo es que permiten graficar día a día lo que nos va sucediendo anímicamente, con qué intensidad y con qué consecuencias. Permite también relacionar los cambios anímicos con hechos puntuales o disparadores que si no los apuntamos en el momento pueden pasar desapercibidos.

Son por ende uno de los elementos complementarios más eficaces para ayudar al médico a mejorar su mirada clínica y para ayudar al paciente a entender y gestionar mejor su enfermedad y detectar factores de protección o de riesgo que pudieran pasar desapercibidos.

Presentamos una de las tantas escalas de ánimo que se conocen. Entendemos que es tal vez la más completa, de ahí nuestra elección.

  • En el primer recuadro es necesario anotar el esquema de medicación y la dosis indicados por el médico y consignar en cada una de las semanas (semana 1-2-3-4) si cada uno de los remedios los ha tomado 1) siempre 2) casi siempre 3) a veces 4) casi nunca 5) nunca  
  • En el recuadro siguiente se deja constancia de las horas que durmió cada noche y abajo se tilda los días que ha estado exaltado o irritable.
  • La escala siguiente que va de la exaltación a la depresión, pasando por el estado de normalidad o eutimia, intenta señalar en relación a cada semana, cómo ha impactado nuestro estado de ánimo en nuestra capacidad de funcionar adecuadamente. En esta escala solo es necesario marcar el estado más acorde que uno ha sentido a lo largo de cada semana.
  • Sigue un recuadro semanal donde uno puede informar si ha tenido algún otro tipo de síntomas que sea destacable recordar (tristeza, ansiedad, angustia, miedo etc.)
  • A continuación se marca día a día de 0 a 100 como está el ánimo (100 es lo más maníaco que ud. puede estar y cero lo más deprimido)
  • En el recuadro que le sigue debe señalarse un suceso vital que haya pasado esa semana y que para ud. Haya sido significativo. Además le dará un puntaje desde +4 a -4, según sea muy agradable o muy desagradable.
  • Para terminar hay un pequeño recuadro donde las mujeres deben señalar las fechas de su ciclo menstrual

La Tabla es fácil de llenar y no toma más de diez minutos diarios.
Imprímala, complétela cada mes, haga dos copias, guarde una y la otra entréguesela a su médico.
Se sorprenderá de los beneficios que puede obtener.

Clic para bajar la planilla